Nueva versión de IATE: Base de datos terminológica de la Unión Europea

Hoy hablamos de IATE, ya que el pasado 7 de noviembre de 2018 se publicó una nueva versión. Estoy segura de que si estás vinculado al mundo de la traducción o de la terminología, ya sabes de sobra de qué hablo. De hecho, ya se ha escrito mucho sobre ello dada su importancia. Aquí puedes ver el vídeo de presentación de esta nueva versión de IATE.

Al igual que el lenguaje, la terminología es algo vivo en continua evolución. Y qué decir de las nuevas tecnologías… Todo está en movimiento y hay que estar en constante mejora. Si echas un vistazo a la nueva versión de IATE, podrás ver que han incluido mejoras visuales y tecnológicas para que sea más fácil de utilizar. Yo ya he descargado mi nueva versión aquí.

Para mí IATE, ha sido una gran fuente de documentación desde que inicié mis estudios de Traducción e interpretación en la Universidad de Granada. Hoy en día la sigo utilizando como un recurso más dentro de mi día a día profesional. Y cuando redacté mi tesis doctoral el año pasado sobre Gestión terminológica y optimización del proceso de traducción especializada, dediqué una sección a IATE. Y es que IATE es una de las bases de datos terminológicas por antonomasia.

¿Qué es IATE?

IATE (Inter-Active Terminology for Europe, Terminología Interactiva para Europa) es un corpus de referencia a nivel europeo. La base de datos de referencia de la UE, que puede utilizar todo el mundo y engloba todas las bases de datos terminológicas creadas en el marco de la Unión Europea. Se trata de una herramienta pública desde el año 2007 y está a disposición de las instituciones pertenecientes a la Unión Europea desde 2004. En IATE podrás encontrar referencias a todos los idiomas oficiales de la Unión Europea.

IATE es un proyecto en el que han participado el Consejo de la Unión Europea, el Parlamento Europeo, la comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Tribunal de Cuentas Europeo, el Comité Europeo de las Regiones, y Banco Europeo de Inversiones y el Centro de Traducción de los Órganos de la Unión Europea.

Sin duda, IATE es una herramienta genial para los traductores. Puedes acceder a ella y descargarla de manera gratuita. Para que te hagas una idea de las dimensiones de IATE, “en 2016, su versión pública recibió 36 millones de consultas” según el Centro de traducción de los órganos de la Unión Europea.

¿Qué ventajas tiene utilizar una base de datos terminológica como IATE?

Si eres traductor, estas son algunas de las ventajas de utilizar una base de datos terminológica como IATE y de crear las tuyas propias adaptadas a tus proyectos son:

– Futuros usos.

– Se puede volcar en diferentes herramientas de traducción asistida para su posterior uso.

– En el caso de equipo de traducción: favorece la coherencia y la cohesión del texto. Permite y facilita el trabajo en equipo. Simplifica la labor de traducción, ya que todos los traductores utilizarán la misma base de datos terminológica.

– Optimiza el trabajo.

– Actualización de futuras ediciones del manual.

– Coherencia terminológica.

– Coherencia a la hora de redactar el texto: uso de estructuras similares.

– Sistematización del trabajo: los términos sólo se buscan una vez.

– Se evitan las duplicidades de términos o que se adopten distintas estrategias de traducción para un mismo término.

La conclusión inequívoca es que utilizar una base de datos terminológica como IATE repercute en la calidad final de texto meta.

Terminología y traducción

La selección y la definición, así como la coherencia y el correcto uso de los términos especializados son requisitos fundamentales para una traducción de calidad. Por esta razón, los traductores hemos de entender la terminología del texto original y hemos de seleccionar y utilizar los equivalentes adecuados en la lengua de destino.

En proyectos de traducción de gran envergadura en los que intervienen varios traductores, la fase de investigación terminológica y la especificación de la terminología del idioma de destino es especialmente importante y debe empezar antes de que se inicie el proyecto de traducción principal.

Por consiguiente, el traductor debe involucrarse en el trabajo terminológico y abordar los sistemas de gestión terminológica.

Además, el traductor debe ser consciente de sus necesidades específicas y de cómo va a aplicar las herramientas de gestión terminológica a sus proyectos. Como cabe imaginar, cada proyecto tendrá sus propias necesidades terminológicas.

¿Cómo puedo ayudarte?

Soy especialista en traducción jurada de español a inglés y de inglés a español y Doctora en lenguas y culturas por la Universidad de Córdoba. Tengo 10 años de experiencia en el sector de la traducción jurada. Si necesitas traducciones juradas, contacta conmigo y pondré todos mis conocimientos y experiencia a tu servicio. A veces no sólo se trata de realizar las traducciones juradas, también hay que conocer los pormenores de cada trámite. Si lo necesitas, te ayudaré a organizar tu documentación. Buscaremos una opción económica y eficaz.

Si necesitas enviarme un documento muy grande y no te cabe en un correo electrónico, esto te interesa.

Para obtener una información más detallada sobre mis servicios, haz clic aquí. Con mi servicio de traducción jurada urgente, tendrás tus traducciones siempre que las necesites. Si estás fuera de España, te enviaré tus traducciones allí donde estés en el menor tiempo posible. Escríbeme a info@traductorjuradoingles.net

Muchas gracias por estar aquí

Un abrazo

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *