Decálogo del buen traductor

Hoy escribo este artículo de blog para compartir contigo mi Decálogo del buen traductor. Me ha costado años llegar a este punto, más de diez para ser exactos. Y no creas que ha sido algo fácil. Pero ha sido posible y eso es suficiente.

En mi opinión, nunca se llega a un punto en el que ya se tiene todo hecho. Y esto se aplica a todos los ámbitos de la vida. Para mí, la vida no se entiende sin evolución constante y adaptación al cambio. Y esa es la única constante. Todo cambia o, como decía Heráclito, panta rei (Todo fluye).

Todo cambia continuamente: el software, los regímenes fiscales, las leyes, las formas de llegar a los clientes, el marketing… Nada ni nadie puede escapar al cambio.

Saber que nada es permanente puede resultar abrumador en un principio. Sin embargo, una vez que lo aceptas, tomas conciencia de que siempre ha sido así. La única regla es fluir y adaptarse a los cambios. Y, si lo piensas, los cambios también tienen su encanto.

Para ello, creo que te será de utilidad crear tu propio Decálogo del buen traductor o del buen profesional en general. Como verás, algunas de estas reglas se pueden aplicar a cualquier profesión.

Creo que lo único que escapa al cambio son los valores de un buen profesional y sí, por qué no decirlo, los valores de una buena persona. Sé que los valores no están muy de moda últimamente, pero para mí son lo que marcan la diferencia.

Así que te recomiendo que elabores tu propio Decálogo del buen traductor para resistir a los cambios y para que nunca pierdas de vista cuáles son los valores que te definen. Seguir tu propio rumbo es lo que te ayudará a salir adelante y lo que te hará un auténtico profesional.

Todos sabemos lo complicado que es abrirse camino como autónomo en nuestro país. Créeme, tener un Decálogo del buen traductor o unas pequeñas pautas con las que realmente te identifiques te servirá de gran ayuda.

Decálogo del buen traductor

A continuación, comparto contigo mi Decálogo del buen traductor. Si se te ocurre algún punto más que se me haya pasado estás más que invitad@ a compartirlo.

1. Valora tu trabajo y dale la importancia que merece

Esta es la gran lucha de los traductores. Muchas veces tenemos que ver cómo nuestro trabajo apenas se conoce y se valora. De ahí, las tarifas y las condiciones laborales. ¿Qué te parece si empezamos nosotros mismos a valorar nuestro propio trabajo? Si no lo valoramos nosotros, ¿quién lo va a valorar? No te preocupes, a mí me ha costado años darme cuenta. Tómate el tiempo que necesites.

2. Asume tus errores y corrígelos lo antes posible

Nadie es perfecto. En un momento o en otro, todos nos vamos a equivocar. Cuando esto suceda, la mejor opción es pedir disculpas y resolverlo lo antes posible.

3. La vida evoluciona. Mantente en una postura de aprendizaje constante

Como ya te he comentado, todo cambia. Nada permanece ajeno al cambio. Todo cambia continuamente: el software, los regímenes fiscales, las leyes, las formas de llegar a los clientes, el marketing… Enamórate del cambio y está dispuesto a empezar las veces que haga falta.

4. Respeta las fechas de entrega

¿Cómo no hablar de las fechas de entrega? Todo es urgente o para anteayer. Con el tiempo, sabrás de sobra cuántas palabras al día puedes traducir en función del tema y el grado de especialización, por lo que no te será difícil cuánto tardarías en hacer un encargo. Si nos comprometemos con una fecha de entrega, tenemos que cumplirla. De lo contrario, nuestros clientes pueden verse perjudicados.

5. Ten al día tus temas fiscales

Para mí es fundamental contar con la ayuda de un asesor fiscal. De este modo, puedo estar tranquila porque pago los impuestos que me corresponde y sé que todo está en regla. Ya, crees que se nos ponen muchas trabas a los autónomos. Ya lo sé. Pero las reglas son las reglas y de momento no parece que vayan a cambiar.

6. Aprende a decir que no

Todos tenemos que pagar facturas y una vida que sacar adelante. Sobre todo cuando empezamos, decimos a todo que sí. Trabajamos fines de semana por tarifas irrisorias y no valoramos nuestro trabajo. Pero con el tiempo se va aprendiendo a decir que no, a saber en qué condiciones queremos trabajar y qué cantidad de palabras podemos traducir en un día.

7. Aprende a gestionar tu empresa

Al fin y al cabo, un freelance, es una empresa. Y como tal, hemos de aprender cómo gestionarnos. Siempre he creído en la buena gestión y organización. De hecho, te confieso que me encanta gestionar mi empresa: las cuentas, los envíos, los servicios… Siempre estoy pensando cómo puedo mejorar mis servicios y el funcionamiento de mi empresa.

8. Trabaja tu marca personal

Las reglas del juego han cambiado. El marketing actual nada tiene que ver con el marketing de los años 90. Lee sobre ello. Aprende. Para mí, el hecho de trabajar mi marca personal ha supuesto un cambio radical en mi empresa (si te lo estás preguntando, un cambio a mejor sin duda alguna).

9. Optimiza tu sistema informático

Hay que optimizarlo todo pero el ordenador de un traductor es esencial. Asesórate, busca la mejor opción para ti. No te olvides de la ergonomía y de tu salud. Tú eres importante. Invierte en una buena pantalla, en una buena silla… Aprende a optimizar tu despacho, tu sistema informático… Todo lo que te facilite la vida, te ayudará a trabajar mejor.

10. Optimización del proceso de traducción

Sobre esto ya he escrito en más detalle, pero es fundamental si vas a dedicarte a la traducción de forma profesional. Optimizar el proceso de traducción te ahorrará tiempo y te llevará a ofrecer traducciones coherentes de mayor calidad.

¿Necesitas solicitar traducciones juradas?

Contacta conmigo. Soy Doctora en Lenguas y Culturas por la Universidad de Córdoba y especialista en traducción jurada de español a inglés y de inglés a español desde el año 2009. Tengo 10 años de experiencia en el sector de la traducción jurada.

Si necesitas traducciones juradas, contacta conmigo y pondré todos mis conocimientos y experiencia a tu servicio. A veces no sólo se trata de realizar las traducciones juradas, también hay que conocer los pormenores de cada trámite. Si lo necesitas, te ayudaré a organizar tu documentación. Buscaremos una opción económica y eficaz.

Para obtener una información más detallada sobre mis servicios, haz clic aquí. Con mi servicio de traducción jurada urgente, tendrás tus traducciones siempre que las necesites. Si estás fuera de España, te enviaré tus traducciones allí donde estés en el menor tiempo posible. Hacemos envíos nacionales e internacionales. Escríbeme a info@traductorjuradoingles.net

Muchas gracias por estar aquí

Un abrazo

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *